Daymé Arocena. Foto: Pablo Dewin/ Cortesía de la artista.

Playlist: Canciones para girar el mundo

por
Playlists

Este playlist está lleno de emoción. Describe brevemente mis últimos descubrimientos durante estos años de girar el mundo, aunque solo figuran en él aquellos artistas internacionales que escuché cantar una vez en el escenario (sin precedentes) y me capturaron para toda la vida. 

Look At Me, de Cécile McLorin Salvant  // Litchfield Jazz Fest-Agosto, 2014 (Estados Unidos) 

Era la primera gira de mi vida. No podía ser más feliz, estaba junto a mis amigas de Maqueque y teníamos una ilusión capaz de tragarse al mundo. Un día de agosto, mientras revoloteábamos entre color y jazz de festival, subió al escenario Cécile y por primera vez me sentí diminuta. Con su indiscutible perfección y exquisita sutileza, aquella mujer me dio una lección. La vida solo comenzaba para mí y aprender debía ser mi prioridad. 

Retrograde, de James Blake  // Worldwide Fest – Julio, 2015 (Francia)  

¡Ahora sí me sentía grande yo! Ya tenía rodando mi primer disco en solitario (Nueva Era) y la crítica me malcriaba a su antojo con halagos que me tenían levitando. Acababa de cantar con mi “primera” banda en el festival y simplemente estaba feliz por la acogida. Pero el público en general contaba los minutos para ver al más esperado de la noche, que para mí era un perfecto desconocido. Me quedé por curiosidad a ver quién era. Y una vez más mis aires de grandeza encontraron su tumba. 

Eran solo tres en el escenario, suficiente para romperle el corazón a más de 3 mil personas. Yo era una de ellas, sentada en un rincón del suelo en el Théâtre De La Mer. 

Reachin’ 2 Much, de Anderson Paak // Worldwide Fest – Julio, 2016 (Francia)

 Otra vez Sète me disparó al pecho con ese olor a sal marina del anfiteatro De La Mer. En esta ocasión solo había escuchado la voz de Gilles [Peterson] diciéndome: “Mira bien a este chico, está creciendo muy rápido y probablemente crezca tanto que no lo pueda programar más en este festival”.

 Cuando pienso en Anderson no logro esconder la pícara sonrisa en mis ojos pidiendo fiesta. 

Tokyo (live version), de Lianne La Havas // Love Supreme Fest – Julio, 2016 (Reino Unido)

Adoro hurgar en la selección de música de los aviones y descubrir gente nueva. Esta vez Yoyi (Jorge Luis Lagarza) estaba sentado a mi lado y le provocaba escuchar a la mestiza que parecía llamarse “La Javá”. No alcancé a degustar su música, simplemente me dormí. Pero “la vida te da sorpresas”. Mi destino final era justamente el festival que me recibió con Lianne en el escenario. Yoyi me gritaba: “Dayme, es ella, la del avión…”. Realmente no sabría decir qué me tenía más hipnotizada; si la música o la coincidencia. 

Poco tiempo después, comiendo sushi en el Blue Note de Tokio, le conté a Lianne la historia del avión, el festival y la curiosa coincidencia entre su mestizaje y la jerga popular cubana.

Breathing Underwater, de Nai Palm (Hiatus Kayote)// Ronnie Scott’s Jazz Club – Septiembre, 2016 (Reino Unido)

 Esta es la historia de mi amiga Nai, que aún después de un cáncer de mama sigue respirando bajo el agua: 

 A fines de 2015, Gilles [Peterson] me invitó a cantar en sus famosas fiestas Dingwalls, en Londres. Ya en el camerino, apareció el personaje más interesante que he visto en mucho tiempo. Gilles solo hablaba de lo genial que era aquella chica, pero mis ojos no se desprendían de sus tatuajes (cara, cuello y más), su ropa, su peinado y el alfiler que le colgaba del puente en su oreja.

 Meses después me tocó hacerle el cumplido a la extravagante australiana. Todos coreaban sus canciones, mientras yo me cuestionaba cómo la gente había logrado aprenderse aquellas canciones tan raras, acompañadas de una guitarra que no comprendía de estabilidad rítmica. Sinceramente no la entendí. Por eso a mi regreso al hotel, me aventuré a buscarla en Internet, a ver si mis años de estudio no habían sido en vano. Esta vez no apareció sola: YouTube la mostraba junto a una banda “de miedo”, que materializaba la inquieta imaginación de quien sería en el futuro una de mis más grandes influencias musicales. Lo bonito de esta historia es que a través de los años seguimos Nai y yo haciéndonos el cumplido mutuamente en el backstage de los festivales. 

Them Change, de Thundercat // Motel Mozaique Fest – Abril, 2017 (Holanda) 

Este es de mis locos preferidos. Mis músicos no dejaban de arañar las paredes esperando ese concierto, pero yo me resistí a la tentación. No quise escuchar nada hasta no verlo esa noche. Admito que Yoyi, Rafa, Ruly y Yelfris no estaban exagerando. 

Shape of You, de Ed Sheeran (Live Version at Jools Holland) // Later with Jools Holland TV show – Abril, 2017 (Reino Unido)

¡Aún no puedo creer que no conociera a este chico!

El programa estuvo cargado esa noche: seis bandas en vivo, entre ellas SYD (The Internet). Show en directo: ensayos, luces, nervios. Y ahí estaba él, justo a nuestro lado, con su camisa de cuadros y capaz de hacerlo todo por sí mismo, con su orquesta unipersonal. No es un mito, Ed es humilde y amable, incluso al terminar el espectáculo  nos agradeció por nuestra música (y yo que simplemente no sabía que estaba cantando a menos de 10 metros de quien para muchos ya es una leyenda). 

Love Will Find a Way, de Cori Henry and the Funk Apostles // Pori Jazz Fest-Julio, 2017 (Finlandia)

El Cori ya nos tenía a todos ganada la pelea con esos solos de estudio junto a Snarky Puppy. Yo salía de mi shock después de ver a Erykah Badu y Chaka Khan cantando juntas… No estaba preparada para que el señorito Henry me tomara por sorpresa cantando con ese vozarrón y esa “manana”. Ahora él era el líder, y lo que llevaba detrás (sus músicos) era “mucho con demasiado”.  

Lift Every Voice and Sing-Moanin, de Jazzmeia Horn// Gala de los Premios Grammy – Enero, 2018 (Estados Unidos)

 Los tan esperados Grammy valieron la pena solo por esta mujer, me atrevería a decir. Maqueque estaba nominada, pero en aquella alfombra roja no éramos ni noticia ni visibles. La realidad es que cuando Jazzmeia entró “al baile”, la prensa se giró a recibir a esa reina afroamericana, quien, entre cámaras y reporteros, divisó nuestro grupito “afrocolorido” a quienes dedicó una cálida sonrisa. A mí solo me llamaba la atención su majestuoso traje y su elegancia. No imaginé jamás lo que iba a pasar en el escenario. No hay tela para cubrir tanta bomba. La gala era lo más aburrido de esta tierra hasta que apareció Miss Horn, para destrozar mi alma con tanto talento. 

So in Love, de Anthony Hamilton // Playboy Jazz Fest at Hollywood Bowl – Junio, 2018 (Estados Unidos) 

Ya había pasado el nervio más grande de mi vida: habíamos tocado para 17 mil personas, es decir, lo que sería la mayor ovación de mi carrera (o no). Me senté con las orejas de coneja de festival Playboy a disfrutar de los demás conciertos, mientras Herbie Hancock se acomodaba justo en la fila detrás de mí. Pero cuando salió Anthony a cantar, quien hasta ese momento solo era la persona con quien debía compartir camerino, la gente desapareció a mi alrededor y oficialmente entró a mi lista de amores musicales. 

Ay, Amor, por Fabiana Cozza // Museo Nacional de Bellas Artes-Enero, 2019 (Cuba)

Cuántas veces mi amigo Swami Jr. me dijo: “tienes que oír a Fabiana…”Hasta un disco me regaló y por algún motivo raro nunca lo puse. Fabiana se presentó en La Habana cantando a mi Bola de Nieve. Los que estaban a mi alrededor lo saben: no paré de llorar. Creo que nunca había llorado tanto en un concierto. Después de darle la vuelta al mundo, La Habana me recibió con algo tan especial que hasta hoy no le he encontrado comparación. 

Posdata: En mi última gira a Colombia llegué por primera vez a la ciudad sucursal del cielo: Cali, y descubrí tanta música que probablemente sea motivo suficiente para otro AM:PM playlist

Ayuda a que Magazine AM:PM siga siendo un proyecto autogestionado y con independencia editorial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos de Playlists

es_ES
en_US es_ES
Regresar Arriba