Ilustración: Mayo Bous.

Autogestión en Cuba, experiencias de 4 sellos colectivos

por
Artículos

Conversamos con los líderes de cuatro proyectos independientes acerca de los beneficios y  desventajas del trabajo autogestionado en el campo de la música en Cuba. Desde sus respectivos nichos y con sus particulares dilemas Alejandro Menéndez (BandEra Studio), Osmani Espinosa (La Oficina Secreta), Isnay Rodríguez “DJ Jigüe” (Guámpara Music) y Julio César Machado (Abstraction) coinciden en que los desafíos son inmensos pero vale la pena el riesgo.

Alejandro Menéndez (Bandera Studio)

  • El espacio creativo y la forma dinámica en que entendemos nuestro trabajo, tanto en término musicales como de gestión. Tratar de concebir todo el tiempo nuevas ideas, hablar sobre música o abrir la puerta a otros talentos resulta la principal ventaja.
  • Ser independiente permite no regirnos bajo estructuras institucionales concebidas que nos resulten disfuncionales o no respondan a nuestras necesidades. Independiente en sí mismo contiene una negación; es lo que tú, creativa y ejecutivamente, quieres evitar.

  • Falta de diálogo con las instituciones de cultura para encontrar mecanismos que nos reconozcan como otro tipo de gestores con objetivos afines.
  • Inexistencia de un espacio jurídico claro que nos permita saber qué somos y cuáles son nuestros derechos y deberes. Eso provoca que seamos “clandestinos” o alegales, lo que nos sitúa en esa zona gris de la ley donde no sabes cuáles son las reglas del juego.
  • Nuestra legitimidad como sello se perjudica al no poder contar con una cuenta bancaria que facilite nuestras transacciones online.
  • No contar con suficientes lugares donde tocar nuestra música; dificultades para intervenir espacios alternativos en la ciudad.

 

 

Osmani Espinosa (La Oficina Secreta)

  • Ser independientes nos permite explotar y tener control sobre todas las plataformas de promoción offline y online, desde las más establecidas, hasta las más alternativas como El Paquete, los vendedores de discos y los rellenadores de memorias.
  • El dominio sobre nuestras gestiones nos permite ser ágiles, sin trabas burocráticas y mantener actualizadas las finanzas y pagos para nuestros artistas.
  • Al ser una empresa independiente, la selección de nuestros artistas se realiza a partir de sus valores como creadores o intérpretes, y por su rentabilidad para el negocio del sello.

  • Nos afecta el no tener una filiación u organización que nos reconozca o represente. No pertenecemos a nada, no tenemos leyes que nos amparan o defiendan.
  • Nuestros artistas son reconocidos y solicitados en distintos premios, ferias y festivales. Sin embargo, nuestra visibilidad como sello en estos espacios es mínima y la opción de crear nuevos eventos es prácticamente imposible.
  • Al no poder licenciar nuestros contenidos tenemos que venderle o regalarle lo que grabamos a las empresas discográficas estatales para que sean legales y estén protegidos.
  • La dependencia que poseen nuestros artistas de las empresas de representación institucionales, las cuales en ocasiones los limitan y desamparan.

 

Isnay Rodríguez “DJ Jigüe” (Guámpara Music)

  • El trabajo independiente te permite materializar los proyectos en los que verdaderamente crees; trabajamos con nuestra política cultural en función de los objetivos de Guámpara de cara al mercado.
  • Definimos nuestra metodología de trabajo, de manera que nos permita un uso flexible del tiempo y los recursos que queremos manejar.

  • Carecemos de oficialidad lo que pone en riesgo las relaciones contractuales de producción, representación y derechos con los artistas dentro del propio sello.
  • Al no estar asociados el sello o nuestros artistas con ninguna institución, nuestra producción no logra el alcance que desearíamos obtener en los espacios de radio y televisión del país.
  • No pagar impuestos aunque podría considerarse como una ventaja es un arma de doble filo para mí y mis trabajadores. Podemos pasar veinticinco años trabajando que no constaría en ningún lugar, a efectos de seguridad social o jubilación.
  • No poder cobrar directamente las ventas online de nuestra música, para lo que necesitamos contar con terceras personas que pueden hacer uso de plataformas de pagos estandarizadas.

 

Julio César Machado (Abstraction)

  • Hemos logrado cierta unidad y reconocimiento entre creadores del mundo de la electrónica en Cuba, dando a conocer nuevas músicas desde un pequeño centro de atención.
  • Nuestra libertad creativa y laboral alejada de dogmas y esquemas nos permite centrarnos, según lo deseemos, tanto en la experimentación como en la creación de músicas más cercanas a lo comercial.

  • La música electrónica en el país no es una corriente con un consumo o recepción altamente favorecido, lo cual influye en algunas de nuestras gestiones.
  • Este tipo de música necesita de espacios y horarios que permitan la organización de fiestas y altos niveles de volumen. El acceso a estos lugares es complicado y burocrático, lo que limita nuestro alcance como sello y el desarrollo nuestro trabajo.
  • La música electrónica, especialmente la de sellos independientes, no recibe suficiente promoción en medios como la radio y la televisión.

Ayuda a que Magazine AM:PM siga siendo un proyecto autogestionado y con independencia editorial.

Musicóloga y a por más. Tímida pero con carácter. Música, sonreír, arte, bailar, familia y amigos. No pierdo la fe de ser mejor cocinera.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos de Artículos

Ilustración de portada: Diana Carmenate

Magazine AM:PM no. 5

El quinto número de Magazine AM:PM sorprenderá en cuarentena a muchos de
es_ES
en_US es_ES
Regresar Arriba