Migue de la Rosa y Yaima Orozco. Foto: Página de Facebook de Yaíma Orozco.

Para revolver y hablar de amor

en AM

A Yaíma Orozco y Migue de la Rosa los une Santa Clara, la trova y una vieja amistad. Para revolver es su última alianza, una en la que, a dos voces y en 12 temas, hacen un recorrido por la canción cubana acompañados de una guitarra.

“Yaíma Orozco parece una canción”, estuve leyendo. Migue de la Rosa, por su parte, es de esos cubanos que ha esparcido nuestra trova por varios lugares del mundo y que siempre vuelve a Cuba para inspirarse con sus raíces. No es descabellado aventurar que de estos cruces de canción y trova cubana y de todas partes solo puede salir buena música.

Para revolver es un disco informal que se estrenó formalmente en 2017. Nació del deseo de cantar de dos amigos y se grabó en el patio de la Asociación Hermanos Saíz de Santa Clara, un día cualquiera de descarga.

Desde su portada asoman los dos jóvenes trovadores revolviendo viejos casettes en una batidora aludiendo, tal vez, a esa variedad de autores que se entremezclan en el disco. Pepe del Valle, Donato Poveda, Carlos Lage, Mane Ferret y José Nicolás, por solo citar a algunos, aparecen en este homenaje a canciones cubanas producidas en la década de 1990.

Encontramos en Para revolver a una Yaíma Orozco con voz más madura, en perfecta armonía con Migue de la Rosa. Con el amor como hilo conductor, los intérpretes irrumpen con Vida, movidos por una melodía suave, una especie de nana que recuerda la canción cubana más clásica, y terminan con Parece un aguacero, una declaración de amor y lealtad. Para complementar el discurso está Dame fe, un tema que redondea la premisa de que es éste un álbum para hablar del amor romántico y de confesiones del corazón, y donde el feeling del bolero y la guitarra se desgarran en sentimientos junto al par de las voces.

La nota “bailable” del álbum la aportan Son de Eliodoro y La Clave, sencillos de esencia sonera que nos refrescan el oído a la vez que reivindican la canción cubana desde otra de sus variantes.

Casi al final del disco y conectando directamente desde la letra con el título del álbum, llega Olor, el primer tema que Yaíma y Migue cantaron juntos en concierto. Compuesta por Roly Berrío, Olor es una canción vibrante y enamorada que quizás resume como ninguna lo que sentimos al terminar de escuchar el álbum.

Lo que nació de las uniones casuales de las voces de dos amigos trovadores, casi “sin querer”, se convirtió en un disco de canción cubana a la altura de este género. Para revolver es un disco especial para enamorados felices y desenamorados tristes, para encontrar esos temas que se perdieron en los torbellinos de música con los años y que, rescatados aún de aquel batido, consiguen volver a enamorarnos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos de AM

Foto: Portada del Díptico

Omara, siempre viva

Pareciera que la música, y la voluntad de mantenerse sobre el escenario
es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol
Regresar Arriba