Ilustración: Raupa

Magazine AM:PM, una descarga continua de música cubana

en Meridiano

Miles de revistas se fundan cada año, y según las estadísticas apenas una de cada diez sobrevive. Con ese augurio nada favorable, ¿por qué intentar hacer una revista más en Cuba, donde, además de los problemas económicos, hay que enfrentar las (a veces insalvables) trabas burocráticas?

Para el equipo de Magazine AM:PM —un grupo de amigxs y melómanxs irreductibles— la respuesta a esa pregunta tiene tanto de sentido práctico como ético. La música es una de las expresiones más fuertes de la cultura en Cuba, pero esa intensa musicalidad nuestra no es correspondida por los medios de comunicación, sobre todo en lo que a crítica y periodismo musical se refiere.

Fenómenos como el acceso creciente de la población a computadoras y dispositivos móviles, el desarrollo de sistemas de distribución de contenidos informales como El Paquete, la venta de discos e información circulante vía USB y el incremento y abaratamiento de los servicios de correo electrónico e internet han dinamizado el panorama de los medios en los últimos cinco años. A esto debe sumarse la progresiva ampliación del espectro mediático, en el que además de los medios tradicionales han comenzado a aparecer publicaciones de diverso tipo y enfoque, incluidas las revistas de farándula, noticieros y carteleras musicales.

Sin embargo, nos sigue faltando una revista dedicada completamente a la música popular cubana. Y es desde esa carencia sensible que advertimos una oportunidad. Magazine AM:PM servirá para hablar sobre música, y también para abordar con calidad las actitudes y sucesos que la música propicia en la realidad de lxs cubanxs.

Tal vez algunos noten una similitud entre nuestro nombre y el evento que por tres años acogiera en el mes de junio la Fábrica de Arte Cubano. La coincidencia no es fortuita. Magazine AM:PM es consecuencia de aquellos desvelos; como aquel, pretende atender y crear puentes de contacto con los sonidos de la región y explorar todas las aristas posibles de la música, entendiéndola como un conjunto de procesos estéticos, creativos, industriales e institucionales.

Por supuesto que esta aventura excede nuestros esfuerzos. Tanto las contribuciones de los creadores, en primer lugar, como las de la familia de colegas que hoy dignamente intentan hacer periodismo musical en Cuba y fuera de ella, serán la clave que mueva este esqueleto. Tenemos además la tremenda suerte de contar con la colaboración gráfica de 10K y del grupo Nocturnal, integrado por cinco diseñadores de vanguardia. Ellos serán los responsables de buena parte de nuestra imagen en la web, y también de un PDF que haremos periódicamente para que nuestros contenidos pasen de mano en mano y lleguen a la mayor cantidad posible de personas.

No salimos de la nada; somos hijos de la mejor tradición del periodismo musical y en su homenaje abrimos este número con un repaso somero a las publicaciones de música cubana que nos antecedieron.

Aquí estaremos entonces, con los audífonos puestos, día y noche.

4 Comments

  1. Les agradezco su esfuerzo por la recuperación y preservación de la música, arte que nos humaniza y desarrolla nuestra alma.
    Muchas felicidades les deseo larga vida e inumerables éxitos y alegrías.
    Desde Morelua Muchoacan, una mexicana que ama Cuba entrañablemente
    Xuchitl Vazquez Pallares

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos de Meridiano

es_ESEspañol
en_USEnglish es_ESEspañol
Regresar Arriba